Domingo, 15 de septiembre de 2019
Especial
El ACA celebra 115 años de una historia inigualable
Martes, 11 de junio de 2019
Desde el 11 de junio de 1904, el Automóvil Club Argentino es una institución señera de la sociedad argentina, brindando servicios para el automovilista y la comunidad en cada región del país. Además, ostenta el poder deportivo delegado de la FIA para fiscalizar las competencias. El equipo Campeones extiende sus salutaciones a sus directivos y empleados en esta fecha especial. AUDIO
Por: MP

Cuando el siglo XX estaba en ciernes, Argentina proyectaba en sus objetivos integrarse a un mundo que se potenciaba en la revolución industrial. El transporte era parte de esa evolución, y su puntal eran los vehículos de combustión que, progresivamente y sin pausa, iban ampliando su presencia en los caminos relegando a la tracción a sangre, como en las grandes ciudades.

El auto, que era el medio de locomoción que iba haciéndose más presente entonces, imponía sus condiciones en el mundo. En nuestro país, Dalmiro Varela Castex fue el primero que lo importó en 1895, cuando desde Francia adquirió un Benz, que figura como el primer vehículo con motor a combustión patentado en nuestras tierras.

A comienzos de 1904, Varela Castex y Ángel de Alvear mantuvieron una reunión en la cual delinearon un proyecto para proteger los intereses de los propietarios de automóviles, y también proyectar una importante red vial en nuestro país.

Esto permitió sentar las bases del Automóvil Club Argentino, que se fundó el 11 de junio de 1904, con Varela Castex como primer presidente, y socio N°1, junto a Carlos De Álzaga, Miguel Marín, Juan Abella y la asistencia del barón Antonio De Marchi, quienes lo acompañaron en la formación de la entidad, que en sus fundamentos fundacionales señala fomentar el automovilismo, tratar equitativamente los impuestos municipales y la disminución de los derechos aduaneros para aquellos primeros automovilístas.

Junto a ellos estuvieron formando el comité directivo en los primeros años Juan A. Drysdale, Emilio y Víctor Laborde, Félix De Álzaga Unzué, José Pacheco de Anchorena, Carlos A. Tornquist, Angel de Alvear, Juan Cassoulet, Carlos Lamarca, Carlos Goffre, Luis Dartiguelongue y Francisco Radé, entre varios.

El 27 de diciembre de 1942 se trasladó al actual edificio de Avenida del Libertador 1850, en donde cuenta con una decena de pisos en los cuales se distribuyen las diferentes oficinas para la atención de sus miles de socios y al público en general. 

 "Siempre nos interesó todo lo que se vinculara con la comunicación y el movimiento de las gentes; y supimos que el arma más efectiva para consolidar el progreso llegó con el automóvil", admitió alguna vez Varela Castex, sobre los orígenes del ACA, que tuvo su primera sede central en la calle Rodríguez Peña 178 de la Ciudad de Buenos Aires.

Con su incipiente fundación, el ACA tuvo el privilegio de integrar la Federación Internacional del Automóvil (FIA), la cual se creó nueve días después, el 20 de junio. Desde entonces, la institución argentina cuenta con una importante presencia en la entidad, que le otorgó el poder deportivo siendo la única que puede fiscalizar competencias en nuestro país, y el ACA se las delega a través de la Comisión Deportiva Automovilística (CDA) a sus federaciones.

Desde el equipo Campeones, en nombre de su director Carlos Alberto Legnani, hacemos llegar nuestras salutaciones al Dr. Jorge Rosales, presidente de la señera institución, y a cada uno de los integrantes de la Comisión Directiva y empleados del Automóvil Club Argentino, por estos 115 años de una historia inigualable en la vida de los argentinos.



design by Lop Multimedia ®
powered by