Domingo, 5 de abril de 2020
Entrevista
Rubens Barrichello: "Sigo corriendo porque aún mantengo la pasión"
Martes, 24 de marzo de 2020
Campeones tomó contacto con el piloto paulista, a través de la plataforma Instagram, y en donde mantuvo una amena charla con Carlos A. Legnani (h), durante la cual se refirió a sus vivencias con Ayrton Senna y Michael Schumacher, en Fórmula 1, y las expectativas de afrontar su etapa junto Toyota Gazoo Racing en Súper TC2000 y Stock Car, junto a Matías Rossi. VIDEOS

Continuando con las innovadoras entrevistas por su plataforma de Instagram, el equipo Campeones tomó contacto con el brasileño Rubens Barrichello, quien desde su hogar en San Pablo interactuó con Carlos A. Legnani (h) y contó cómo fueron sus comienzos, sus vivencias en Fórmula 1, y la futura etapa con Toyota Gazoo Racing en Súper TC2000 y Stock Car.

"A Darcio (Dos Santos) le tengo un cariño muy grande. Todo empezó por él. Cuando yo tenía seis años, su padre Mario llamó al mío y le dijo que tenía un regalo para mí. Cuando vi que era un kart con un motor de 50cm³, el mismo día me llevaron a la pista de Interlagos y estuvo exclusiva para mí y para mi primo Sergio. Ese fue mi primer contacto", señaló sobre cómo empezó a correr, y la relación con su tío Darcio, quien fue uno de los brasileños precursores de la Fórmula 3 Sudamericana.

Con el tiempo, se fue interesando más por las competencias y así llegó al debut. "Cuando fuimos a la primera carrera estaba Ayrton Senna. A partir de ahí le pedí a mi papá que vayamos a correr; él tenía un negocio de materiales para la construcción, enfrente a la puerta 7 de Interlagos, y cruzábamos para probar. Sus condiciones era que yo durmiera temprano y estudiara", amplió "Rubinho".

Luego, llegó el momento de ascender y competir en el campeonato de Fórmula Ford entre 1988 y 1989, con varias participaciones en el extenso autódromo "José Carlos Pace". "Corrí antes de la reforma de 1990. Hacíamos una vuelta de casi tres minutos en la pista de 7960 metros. Y después, en la actual traza hasta 2011, continué viviendo muchas situaciones allí con la Fórmula 1. Le doy gracias a Dios por eso", reflejó.

Correr con Senna

"Más que estar en la F1 era compartir el fin de semana con Ayrton. Junto a Berger, que eran amigos, tienen muchas historias divertidas en las reuniones de pilotos. Él era muy privado pero muy afectivo. Y después me hizo falta al comienzo, pero debemos acostumbrarnos a las situaciones. Recuerdo su sonrisa y humildad", señaló sobre el tricampeón mundial con quien compartió las pistas únicamente en 19 Grandes Premios, entre 1993 y 1994.

Al referirse a aquél GP de San Marino, Barrichello sostiene que tras el fuerte golpe en los ensayos del viernes previo, en la pista de Imola, su memoria no registra varios momentos. "Soy afortunado con lo que pasó. Cuando el viernes tuve el fuerte accidente en la tanda del viernes, en donde me golpee a 90G por ello perdí parte de la memoria. No recuerdo cuando estuve en el sepelio", indica.

Luego de su convalescencia, y con el objetivo de medir sus límites para continuar corriendo, confesó: "Después de lo que pasó, me llamaron de Jordan para probar en Silverstone. ¡Fue cuando tuve miedo de sentir miedo! Y cuando salí a pista lo hice a fondo, para saber si me seguía gustando o debía dejarlo". A partir de allí completó su campaña de 323 carreras en F1, récord que se mantiene.

¿Qué hubiera pasado si Senna salía ileso de aquello? "Creo que él llegaría alguna vez a correr con Ferrari, y yo con McLaren. Pero no vale la pena pensarlo. Ayrton Senna logró ser en la muerte lo que fue en vida", sostuvo Barrichello, quien cada día le deja flores en la tumba del cementerio de Morumbí. "Ahí  también están mi abuelo y un hermano, Robson, a quien perdí cuando tenía cuatro años", destaca. 

los cambios en las pistas, para reducir los riesgos

Luego de aquél accidente fatal de Senna, los protocolos de seguridad se activaron y los circuitos fueron modificados con el fin de evitar sectores ultra veloces y hacer los trazados más trabados, denominados entonces como "Micky Mouse".

"Muchos te dicen que hoy los circuitos son más tranquilos. A varios no les gusta Abu Dhabi, pero es una pista en donde se complementan el conjunto chasis y motor es muy importante y algo que la gente no aprecia, y si tenés la misma configuración en tu auto que la de tu compañero se complica la superación. Hoy es difícil de combinar. No estuve presente pero veo lo que hicieron en Baku, el cual es bonito y se complementa con las rectas largas y ese sector con", se refiere Barrichello sobre la pista de Yas Marina.

Con respecto a otros escenarios, señaló: "Suzuka es una maravilla, pero es peligrosa, porque al final es propensa de tener choques, como en las eses. O quizás la curva 130 R que se hacía a fondo en el '93 ó '94 y era muy difícil. Spa-Francorchamps está igual, salvo a unos cambios mínimos, pero los autos siguen siendo más rápidos. Silverstone me gustaba antes de los últimos cambios, que no me gustan. Ya no es aquél circuito veloz".

LOS EQUIPOS Y COMPAÑEROS QUE LE DEJÓ LA F1

"Yo lo hablo con mis hijos. Los trofeos son importantes para nosotros; la situación de transitar la última vuelta cuando vas a ganar, y ahí te parece que pasan como cinco minutos, y después el festejo del podio. Por eso les digo que hay que ser humildes, trabajar y tener respeto. Tengo mucha gratitud por lo que viví", confió sobre las enseñanzas a Fernando (14) y Eduardo (18), sus hijos. 

"Hubo caso en México cuando estaba en los boxes con mis hijos y pasó Valtteri Bottas y me golpeó la gorra, afectivamente y siguió su camino sonriente. Esto llamó la atención y sorprendió a mis hijos, y uno de dijo: '¡Te golpeó Bottas!'. Sí le dije, porque él me conoce desde que era el tercer piloto en Williams. Esto es una familia", señaló sobre la camaradería que existe en el ambiente de los padoock de F1.

Al consultarle cómo fueron las relaciones con sus jefes de equipo, Barrichello hizo una clara comparación entre Eddie Jordan para quien corrió entre 1993 y 1996, y Jackie Stewart, con quien compartió los boxes desde 1997 hasta 1999.

"Jordan era un fanático de los autos, pero muy loco. Cuando no tenía dinero para correr mantenía a sus sponsors en los autos y así lograba los aportes", apuntó sobre el irlandés. 

"Stewart era todo lo contrario. Muy tranquilo. Yo soy como un fanático, y vi todas sus carreras. Me interesaba porque estaba Emerson Fittipaldi. Compré todos los dvd de las carreras desde 1970", dijo sobre la personalidad del escocés quien fue campeón en 1969, 1971 y 1973, peleando el título en los dos últimos certámenes con Fittipaldi.

En lo personal, la relación con Sir Stewart fue más allá de las pistas. "Como jefe es formidable, aprendí mucho de él. Me trataba como un hijo más que como piloto, porque le gustaba cómo hablaba técnicamente y esa manera nos mantenía cerca junto a sus hijos, Paul y Marc", resaltó.

LA CAMPAÑA coN FERRARI

"Cuando llegué la situación más linda fue cuando vi mi nombre en el auto, fue impresionante. Cumplía un sueño. Firmé el contrato dos días después de mi cumpleaños (23 de mayo), y no podía hablar sobre el tema, y a los cuatro meses se fue conociendo mi vínculo Ferrari, así que de a poco iba diciendo algo", aceptó al recordar cómo vivió su ingreso al equipo de Maranello.

El anuncio personal lo hizo con un amigo que le dio las pistas. "Lo invité a Christian Fittipaldi, porque siempre lo tuve como rival en las pistas, pero nos ayudábamos mucho. Para mí era muy importante tenerlo ahí conmigo como gratitud por esos momentos", destacó.

¿Y cómo es correr con un auto de "Il Cavallino Rampante"? Barrichelo confiesa que se siente tanto apoyo de los tifosi como el stress de dar lo mejor en cada momento. "Tenés una situación de presión. Todos los años que estuve, lo mejor era cuando no pensaba en ello. Era un auto rojo que me daba la posibilidad de correr y ganar... hasta que llegaba Monza", admitió.

"En la F1 hay muchos momentos en los cuales tenés presiones, y no te gusta. Y es ahí cuando recordás que llegaste y estas corriendo por la velocidad, no por la plata, ni tus padres ni nadie", explica Barrichello quien a su vez declara que irse de Ferrari es aliviador. "Cuando te vas, la situación es que te sacas como 200 kilos de la espalda", aseguró.

A su vez, también deja en claro que la Scuderia Ferrari es el objetivo de todos los pilotos. "Los pilotos que dicen que nunca hablan con Ferrari, mienten. Todos buscan estar ahí", expresó.

tener de compañero a michael Schumacher

"Me hubiera gustado conocerlo antes de Ferrari. Era una persona muy tranquila. Hacíamos tres días de pruebas, viajes, y compartíamos comidas y momentos juntos, le gustaba estar conmigo y mis amigos", expresa ante la confianza y personalidad del máximo campeón de F1, Michael Schumacher quien cuenta con siete títulos.

Al hablar de su etapa en Ferrari, Barrichello exaltó la capacidad del alemán para conformar uno de los grupos más fiables en la historia. "Lo más inteligente que hizo Michael fue reunir en Ferrari a Jean Todt y Ross Brown, en donde se pusieron los objetivos que se conquistaron. Y ellos, cuando estaba en los malos días lo contenían", indicó ante las condiciones que complementaban los tres, y que les permitió dominar la F1 en el primer lustro del siglo.

La capacidad de Schumacher era destacada en cualquier instancia, y sobre ello Barrichello recuerda: "Eau rouge, Spa-Francorchamps, era una curva que él cuando salía de boxes ya la hacía a fondo, a diferencia del resto, como yo, que pasábamos tranquilos. Al preguntarle por qué hacía eso, no lo sabía, era intuitivo".

el presente de Hamilton

"Es quien maneja muy bien lo social y lo deportivo. Cuando está arriba de un auto es contundente", comentó sobre el británico Lewis Hamilton, quien actualmente es el campeón y cuenta con seis coronas. Al referirse de la faz humana, Barrichello señaló: "Yo lo invite para hacer un video live, pero se disculpó porque no le gusta hablar, y es obvio que no quiera hacerlo porque lo que diga se multiplicará".

SU ÚLTIMO EQUIPO en f1: WILLIAMS

Luego de Ferrari, Barrichello fue al equipo Honda (2006 y 2008) y luego cuando la escudería japonesa dejó el certamen y pasó a llamarse Brown GP (2009), y tras ello recaló en Williams F1.

"Tenía contrato para seguir en 2012, pero me dijeron que no seguía, y me sentí mal", aseguró cuando fue obligado a cerrar su campaña en Fórmula 1, siendo reemplazado luego por Bruno Senna.

La escuadra creada por Frank Williams y hoy dirigida por su hija Claire, fue involucionando durante la última década y pasó a estar en el último grupo de la especialidad, peleando los puestos de retaguardia.

"Pasa por este presente por el dinero. La plata te trae el piloto, pero no el especialista. Si no hay test no hay evolución, porque el reloj sigue demostrando al rápido", sentenció Barrichello.

INDYCAR, UN RECUERDO MAGRO

Tras dejar la F1, recibió una rápida propuesta para sumarse a la serie IndyCar y correr en las pistas americanas. "Me llamó Tony Kanaan y me ofreció ir a Estados Unidos, pero el equipo no estaba armado y cuando me acostumbré al estilo del auto (muy pesado) y mostraba el progreso se terminó el campeonato", declaró sobre su incursión fallida con el equipo KV Racing, de Jimmy Vasser.

La continuidad dependía de sumar patrocinantes, pero existió otra alternativa en su país, y retornó. "Me pidieron que aporte para continuar, y al mismo tiempo me ofrecieron correr en Stock Car por la misma cantidad de dinero. Así que lo pensé y volví a Brasil en donde quería correr en mis últimos años. Es muy competitivo como lo es Súper TC2000", explicó sobre su nueva etapa brasileña y sudamericana.

El correr con Toyota Gazoo Racing

"La preparación que hace Toyota Gazoo Racing en la categoría es muy interesante para Stock Car", dice Barrichello, quien contó qué lo convenció a sumarse a este proyecto.

"Lo que más me gustó es la pasión y el amor que tienen por esto. Fue muy fácil para decidirme, porque cuando lo hablé con Daniel Herrero (presidente de TGR) también me lo demostró. Tienen unas ganas muy grandes. Lo propio con Darío Ramonda, con quien hablamos después en una carrera de kart en Estados Unidos", agregó.

¿qué lo atrae de Súper TC2000?

"Soy amigo de Girolami que me habló del nivel de la categoría, también lo hice con Canapino y ahora con Matías Rossi, uno de mis compañeros (junto a Julián Santero y Hernán Palazzo). Es un campeonato que soñé hacerlo. Tengo ya siete años de experiencia en Stock Car", confió.

"Me gusta ir a Argentina, porque me hicieron sentir su calor cuando corrí en Fórmula 1 me dieron mucho apoyo y cariño. Creo que en el automovilismo argentino hay un nivel competitivo impresionante, junto a Brasil", señaló Barrichello ante su futura incursión en nuestros circuitos con el Corolla.

Ante el impasse obligado, destacó: "Extraño no estar corriendo, lo sigo haciendo porque estoy más activo que nunca, y mantengo la pasión. Si no, no lo haría".

Redacción
design by Lop Multimedia ®
powered by