Domingo, 5 de abril de 2020
ENTREVISTA
Agustín Canapino: "Para dejar el TC, como hizo Rossi, debe ser una propuesta que no pueda rechazar"
Jueves, 26 de marzo de 2020
El tetra campeón de Turismo Carretera mantuvo una interesante charla con Carlos A. Legnani (h), que se realizó a través de la plataforma de Campeones en Instagram. Allí, el arrecifeño se refirió sobre cómo empezó vincularse con el automovilismo, qué debe suceder para correr en el exterior y cómo es su nueva actividad con las competencias virtuales en la cual se impuso con la prueba eSports contra otros participantes brasileños.

Agustín Canapino habló con Carlos A. Legnani (h), en una nueva conexión de @Campeonesnet en su plataforma de Instagram. El tetra campeón de Turismo Carretera expresó sus análisis y opiniones sobre el automovilismo nacional e internacional, y también sobre sus participaciones en competencias virtuales, en donde integra el equipo Williams de eRacing, logrando vencer en la disputada el pasado miércoles que lo reunió con pilotos brasileños en la prueba Porsche Cup, haciéndose del premio de un reloj y una réplica del auto.

"Gané la carrera. Hubo gran mayoría de pilotos brasileños, como Felipe Nasr, Pedro Piquet o Tony Kanaan, y también muchos de Stock Car, de fórmulas y los mejores del eRacing, como Marcio Campos y Felipe Baptista, contra quienes peleé por la victoria. Salí segundo en la primera manga y en la final tomé la punta y les gané en su casa. Me llevé un lindo premio como es un reloj y la réplica del Porsche", repasó sobre la prueba virtual que se diagramó en Interlagos.

Consultado sobre cómo se integró a estas carreras y se vinculó con Williams, Canapino detalló: "Me contactaron para formar parte del proyecto hace dos años. Williams tiene su división eSports, en distintas plataformas como la de Fórmula 1 en donde está enfocada, y yo estoy en el eRacing porque tiene el mejor nivel de simulación, con la cual participó en diferentes carreras. Hasta el año pasado se me dificultaba competir y este año al no tener una tercera categoría me permitía dedicarme con con más tiempo. Por ejemplo, en 2019 estuve casi cuatro meses sin prender el simulador".

"Durante los próximos días ya estaremos con más carreras en otra división, y en donde participan Max Vertappen, 'Pechito' López o Daniel Juncadella. Verstappen y Juncadella ya ganaron", sostuvo el arrecifeño, quien aclaró que si bien otros pilotos cuentan con ingresos él está empezando. "Hoy esto es rentable, no es mi caso porque no me dedico a pleno. A futuro será un medio de vida, un lugar en donde uno pueda profesionalizarse. No lo se si esto puede darse en Argentina a corto plazo, pero en el futuro quizás", admitió sobre cómo se va generando el interés por estas carreras.

Consultado sobre cómo incide en su rendimiento a la hora de encarar una carrera con su auto, Canapino resaltó: "Yo creo que me ayuda. En mi caso aprendí, porque no tuve la escuela de karting ni de fórmula. Es una plataforma que te entrena un montón y muy difícil porque no deja de ser un juego y no tenés la sensación de la realidad. Hay que ser hípersensible". Amén de ello, cuenta con un karting para realizar entrenamientos durante los momentos libres. "El año pasado me compré uno, porque siempre quería tenerlo y que sea bueno de verdad. Para aprender y entrenar físicamente", señaló.

La conjunción de entrenarse con el simulador y el karting, le permiten al arrecifeño tener conclusiones determinantes.  "Son complementos. Es como ir a un gimnasio: sin eso podes andar, pero usándolos no significa que puedas andar mejor. Te sirve para ser más completo y contar con mayor sensibilidad. Cada uno es diferente y depende de la capacidad de uno de saber usarlo", sostuvo

Al repasar sus primeras experiencias en el automovilismo, Canapino recordó: "Mi papá no quería que corra, y cuando era chico, se me hacía difícil verlo y las carreras era la mejor forma para estar con él. Le insistía que quería hacerlo, por eso me encerraba y miraba carreras y jugaba con simuladores y sin quererlo (tras entrenarme) pude probar, y cuando me di cuenta que estaba corriendo ya lo hacía en Turismo Carretera".

Cuando pudo tomar contacto con un auto por primera vez, le pareció algo normal. "Marcos Di Palma me llevó a la primera prueba con su aviónEn la técnica de manejo o poner a punto un auto es lo mismo que el simulador; en la realidad no podés apretar el botón 'Escape', hace calor, hay que hacer un esfuerzo físico y debés ser conciente de ir de a poco. Esa es la gran diferencia", aseguró.

"El campeonato de la Copa Megane fue el más importante de mi carrera", sostiene Agustín sobre el primer título que alcanzó en el automovilismo con 17 años. "No tenía chances de correr, y ese fue el primer año que pude hacerlo completo, cuando estaba en el último año de secundaria, y con mi papá conseguimos unos patrocinantes amigos, y sabía que era ahí o nunca", recordó cuando afrontó aquél certamen en 2007, su primer hito en la exitosa campaña personal.

Tras esa temporada, su ascenso fue a TC Pista y en su año debut (2008) fue campeón. "Me costó, pero fui aprendiendo", registra sobre los primeros años en la categoría, en donde fue campeón un año después.  "Tuve una buena herramienta, como siempre", destacó sobre el Chevrolet que contó con la dirección deportiva de su padre, quien llegó analizar correr con Torino en la primera temporada. 

"Hay que ser sincero, porque yo quería correr y se dio con Chevrolet. Cuando conseguimos el campeonato de TC Pista y estábamos para ascender al TC, mi papá vio el reglamento y le pareció que era mejor Torino para ese año (2009), pero le dije que yo me sentía identificado con la marca y los fanáticos. Tenía ya la camiseta puesta", manifestó su vínculo con los productos del "moño" y que le valió vincularse con el equipo oficial en Súper TC2000, en donde fue campeón en 2016.

Refiriéndose a su padre, Alberto, sostuvo su nivel de trabajo y visión de futuro. "Mi papá es un genio. Ve más allá, piensa en una dimensión diferente al de cualquier otra persona. Tiene un talento y una pasión únicos",  aseguró Agustín, con quien celebró todos los títulos de TC en 2010, 2017, 2018 y 2019, con Chevrolet. 

Al repasar esas coronas, destacó: "Cada una es muy diferente. En 2010 si bien fue perfecta, no tenía conciencia de lo que hacía; la del '17 fue una locura con la maniobra en la última vuelta en La Plata, y ganándole a los Torino; en 2018 fue un año con muchos podios, y con cambios de reglamento, pudimos sacar de la galera ese resultado, y tener la atención cuando bajo la lluvia hizo que todos se fueran de pista; el año pasado fue en donde mejor herramienta tuve". 


Al detallar cómo afrontó las últimas fechas del año pasado ante la sanción que tuvo por la ACTC, manifestó: "Tuve que hacerme cargo del equipo, en la organización. En la faz técnica no hubo cambios y siguió todo como siempre. Entendí que se debía hacer un esfuerzo, y les pedí ayuda a los chicos, para tirar todos hacia un objetivo común. Si ganamos, somos todos".

Esa labor de organizar y planificar siempre es de su gusto y lo realizó antes. "Soy obsesivo, pero me gusta hacer estrategias y planificación. Cuando corrimos en los 1000 Km de Buenos Aires hice varias planillas en donde poníamos todos los imponderables. De hecho, la detención del cambio de neumáticos lo habíamos planificado", recordando la competencia de 2018, en donde se impuso junto a Martín Ponte y Federico Alonso.

Con respecto a qué le gustaría aportar para mejorar los espectáculos de TC, Canapino dijo: "Haría carreras a 30 ó 35 vueltas, para que los pilotos tengamos más recursos para superarnos, revisaría las cargas, pondría más en la trompa, y un neumático más blando. Su producto es el mejor del mundo y el espectáculo es único".

Sobre la decisión de competir este año en Turismo Carretera y Súper TC2000, y hacer un impasse en Top Race, indicó: "Si el Top Race no hubiera tenido un año duro como el pasado, seguramente hoy estaría, porque me dio muchas victorias y siete campeonatos, y en donde los pilotos tenemos la posibilidad de contar con las mismas herramientas. En 2019 tuvo muchos problemas y decidimos dar un paso al costado, esperando que recupere su nivel. A mí el Top Race me dio un montón y la llevo siempre en el corazón".

La posibilidad de volver en el exterior. "Tuve estas oportunidades en Estados Unidos o en Brasil, pero fue muy puntual, sin poder hacer mucho. No quiero hacer más experiencia, ya lo hice y me fue bien, pero lo que venga quiero que sea a tiempo completo, profesional como lo hago en Argentina y correr con intenciones de estar como mínimo tres años, para pelear carreras y campeonatos. Hoy lo veo difícil", admitió.

"Dejar cuatro títulos y tener el equipo propio, no es tan fácil. Para dejar el TC como hizo Matías Rossi debe ser una propuesta que sea difícil de rechazar, y que me rinda económicamente. Dejar lo que tanto me costó lograr es imposible", redobló en su definición Canapino, dejando en claro cuáles son sus objetivos en el orden internacional.

No obstante, el "Titán" de Arrecifes, sostuvo que su experiencia con el equipo de Ricardo Juncos en IMSA fue satisfactoria. "Lo disfruté un montón, y manejar un aparato de ese nivel en esa pista , y ser tan rápido como los equipos fuertes fue único. Fue todo raro, pero me fui acostumbrando y aprendiendo, buscando los límites. Por suerte tanto en Daytona como en Sebring, no me fui afuera porque si lo hacía cualquier error sabía costaba caro", expresó sobre su participación con el Cadillac DP1.

"Sigo sin entender cómo hacen en el Nascar de que tres autos viajen a la par o empujándose en el peralte de Daytona", aseveró sobre el tránsito en el peralte de la pista cuando se desarrollan las competencias de la serie americana en el trazado de Florida.

Además, resaltó que la calidad y nivel de nuestro automovilismo. "En Argentina tenemos la mejor categoría del mundo. El Turismo Carretera genera un fanatismo como no lo vi en el exterior. Somos afortunados del automovilismo en nuestro país. Hay que ser muy completo para alcanzar un campeonato en este nivel, que es muy alto", alentó. 

"Me gusta tanto, y me apasiona, competir que quiero ser campeón otra vez de TC y de Súper TC2000, en donde se me han negado muchos campeonatos más, a pesar de aquél título en 2016. Se que en este país hay siempre pilotos difíciles y buenos, que no te permiten relajar. No siempre se puede ganar, porque los demás son tanto o más buenos que uno", repasó sobre sus colegas.

Sobre a quién considera como un rival de fuste, Canapino señaló que uno de ellos es Facundo Ardusso: "Es muy completo, siempre llega, porque es sereno y piensa, sabe correr un campeonato. Es el rival más difícil porque tiene todo eso. He perdido y ganado muchas veces, siempre nos respetamos. No es mediático, no es lo que vende".

Una personalidad parecida a la suya. "Soy de pueblo, y muy tímido, por ahí me dicen algo y me pongo colorado. No me considero famoso. Tengo la posibilidad de hacer lo que me apasiona", expresó ante la popularidad que disfruta a su estilo en cada escenario. "Me pasa algo loco, cuando veo a las personas con mi nombre o mi firma y con el logo de Chevrolet. Al principio me sorprendía, ahora es normal para mí. Pero a ellos siempre les agradezco y se merecen todo mi respeto", afirmó.

Otro de sus conceptos válidos es sobre el renovado Súper TC2000. "Volveremos a tener un auto de carreras de verdad, agresivo a la vista. El del año pasado no me motivaba, íbamos y doblábamos despacio, frenábamos lejos, manejábamos muy finito, eso que los motores eran veloces, más allá de no hacer ruido como quisiéramos, tienen buena potencia, y eso emparejaba para abajo. A los pilotos nos tienen que dar límites y exigencias, más arriba. Ahora tendremos un auto de verdad", aseveró. 

En cuanto a sus campeonatos, y el verse con legendarios nombres del automovilismo nacional, indicó: "Si bien lo miro, porque soy apasionado del TC, me encanta. Sería hipócrita decir que me da lo mismo, porque es muy loco verme junto a ellos. Le tengo mucho respeto a los pilotos de la primera época del automovilismo, los considero héroes, porque hoy somos más profesionales. No tenemos puntos de comparación".

Y si bien es consciente de esto, dejó en claro que la estadística se puede mejorar. "No me fijo en los logros. Si lo hago me 'achancho' y siempre busco mejorar y quiero más los campeonatos que viene. Siempre quiero más", manifestó, y celebró: "Lo que sí me superó es el Olimpia de Oro, mucho más que el TC. Yo me conformaba con correr aún en el zonal, Soy agradecido a la vida".


Redacción
design by Lop Multimedia ®
powered by