Domingo, 31 de mayo de 2020
Especiales
Traverso: "Sacaría la tecnología que elimina al piloto"
Miércoles, 8 de abril de 2020
Siempre de frente y hablando de todos los temas, Juan María Traverso fue entrevistado en Instagram por Carlos Alberto Legnani (hijo). El "Flaco" resaltó los códigos que existían en otras épocas, destacó el nivel de los pilotos actuales y apuntó al simulador: "para mí es un juego", afirmó.

Distendido y con su particular forma de ser, Juan María Traverso fue entrevistado por Carlos Alberto Legnani (h) mediante Instagram, en el ya clásico diálogo de cada día con diferentes personajes del deporte motor. Cumpliendo la cuarentena en su quinta de Ramallo, el "Flaco" resaltó que empezó con ella antes que se declare en nuestro país:  "me metí en cuarentena antes que la declaren, ya estoy medio loco", bromeó el histórico piloto, quien dejó interesantes conceptos sobre la delicada situación que atraviesa el mundo entero.

"Cuando hay un problema afuera lo miramos como que a nosotros no nos toca, pensamos que el problema es de ellos, pero llegó y acá la unión es fundamental. De alguna manera estamos siendo un ejemplo",
sostuvo Traverso.

"Cuando esto termine arrancará un mundo nuevo, en muchas cosas será mejor. Cambiaremos la mentalidad, la convivencia, la forma de vivir. El automovilismo me enseñó que lo más importante que tenía era mi vida, ahora se calmará la locura de ir atrás de la plata, iremos atrás de la vida".

SU PASIÓN POR EL AUTOMOVILISMO Y LOS INICIOS

"La pasión que tengo por el automovilismo nació conmigo, para mi el automovilismo es la vida. Corrí con Copello, con Gradassi, con Cupeiro y me bajé peleando con Matías Rossi, pasaron muchas generaciones. Vengo de un automovilismo que no mezclaba la pista con la amistad", destacó quien llegó al Turismo Carretera en 1971.

 "Si no hubiese sido corredor mi viejo me hubiera hecho estudiar agronomía. Con él viví muchas cosas y me enseñó lo importante que es la educación y el estudio. Yo todo lo que gané durante años lo dediqué a la educación de mis hijos".

DEL TURISMO CARRETERA A LA FÓRMULA

En 1979, tras dos títulos en Turismo Carretera, Traverso se fue a correr a Europa en la Fórmula 2 con un March. Allí vivió distintas experiencias que lo marcaron y así lo recordó: "una de las habilidades que tenía era que me adaptaba a cualquier auto. Me bajé del TC y me subí a un Fórmula 2 cuando nacía el efecto suelo en la Fórmula 1, andaba ahí con pilotos como Keke Rosberg. Además probé el Brabham de Lauda en Silverstone y quedé ahí, me adaptaba a cualquier auto, era una virtud y lo disfrutaba".

Y con su particular sello en cada testimonio, Traverso recalcó que de haber llegado a la Fórmula 1 "o tendría un monolito en algún lado importante o hubiera sido campeón en la Fórmula 1 de esa época, que era complicada"

"En Europa aprendí a correr y manejar con lluvia, de hecho debuté lloviendo en Silverstone. Marc Surer me enseñó a manejar en la lluvia, tiene una técnica, no es coraje. Cuando volví a la Argentina gané prácticamente todas las que corrí con lluvia".

LOS CÓDIGOS DE ANTES Y LOS APUROS DE AHORA

"Los códigos que había: yo hago una maniobra y lo paso por afuera en el curvón. Ahí si él no levanta yo salgo del autódromo. Entonces si después no le devuelvo el puesto me partía al medio en la horquilla. Era una manera de correr, maniobras de a dos, yo eso lo aprendí de Perkins, de Pairetti, tenían códigos. Todas las maniobras complicadas las hacíamos despacio, de 200 para arriba ya no".

Hablando de aquello pero apuntando a lo actual, Traverso dejó en claro que
 "el automovilismo actual para mí arranca antes de tiempo. No le das tiempo a tu hijo a saber si le gusta correr o ser agrónomo, arrancan muy jóvenes. El automovilismo es una escalera que lleva mucho tiempo, hoy hay pilotos en Fórmula 1 que prácticamente no hicieron nada".

Justamente sobre la edad en que se arranca a correr y de la juventud que se va volcando en la Argentina a los autos con techo, en especial las categorías escuela de la ACTC, el de Ramallo señaló que
"no estoy de acuerdo que a los 15 años manejen un auto de TC, un Mouras, yo a esa edad iba al secundario. A los 30 años llegas al campeonato de TC y ahí se acabó tu etapa deportiva. En el automovilismo tranquilamente podés correr hasta los 50 años".

EL SIMULADOR ES UN JUEGO

Para la juventud el simulador se va transformando en un método habitual de entrenamiento y perfección, pero Traverso lo mira de costado y no ocultó en decir lo que piensa: "el simulador te hace manejar perfecto, pero cuando te vas afuera no te lastima. Canapino se entrena con el simulador, pero no es el simulador el que lo hace bueno. Canapino ganó un campeonato en San Nicolás donde el simulador no existió, se largó a llover y tuvo que cambiar todo el auto, para mí el simulador es un juego".

LA PERFECCIÓN DE LOS AUTOS ACTUALES Y EL SABER DE MECÁNICA

"Yo hace un par de años manejé un auto de Súper TC2000, me bajé y dije que era perfecto, pero no rápido. Les dije que va muy pegado, que cambiaría la alineación, la dureza, se que hacerle al auto porque lo aprendí de Berta, más allá de lo que diga la computadora", recalcó Traverso, y opinó que "el único que sabe que va al límite es el piloto, nosotros desde la tribuna no lo vemos. No vemos el error, no vemos una maniobra brillante. Hay una tecnología que elimina al piloto y juega en contra del piloto, yo la sacaría".

Y para el final dejó una de sus frases características, casi hablándole a las nuevas generaciones:
"cuando se prendió fuego el auto en General Roca sabía que el sistema de aceite y lubricante estaba del lado derecho y el del combustible del lado izquierdo. Si estaba de aquel lado era mínimo, pero si pasa para este lado me bajo, por eso el piloto tiene que saber más de técnica y mecánica".

Redacción
design by Lop Multimedia ®
powered by